Vivir o morir 

Reflexion 

Cuando muramos nuestro dinero permanecera en el banco. Aún así, cuando estamos vivos no tenemos suficiente dinero para gastar.En la realidad, cuando partimos, hay mucho dinero que no nos hemos gastado. 

Uno de los magnates de negocios en china murió, su viuda quedo con 1.9 billones en el banco y se casó con su chofer. Su chofer dijo, “todo el tiempo pensé que estaba trabajando para mi jefe, es ahora que me doy cuenta que mi jefe trabajaba para mi todo el tiempo.

La cruel realidad : es más importante vivir mucho que tener riquezas.

Así que, nosotros debemos esforzarnos por tener un cuerpo fuerte y saludable, no importa realmente quien trabaja para quien.

En un teléfono de última generación el 70% de sus funciones son inútiles!

Para un vehículo lujoso, 70% de la velocidad y los aditamentos no son necesarios.

Si posees una casa o villa lujosa, 70% del espacio usualmente no se usa o se ocupa.

Que tal de las prendas en nuestros guardarropas? 70% de ellas no lo usamos.

Una vida de trabajo y ganancias…

70% es para que se lo gasten otros.

Así que debemos proteger y hacer un buen uso de nuestro 30%.

Ve a un chequeo médico así no estés enfermo.

Toma más agua así no tengas sed

Aprende a dejar ir, incluso si nos enfrentamos a grandes problemas

Esfuérzate para dar tu brazo a torcer, incluso si estás en lo cierto.

Permanece humilde, incluso si eres muy rico y poderoso.

Aprende a estar satisfecho, incluso si no eres rico.

Ejercita tu mente y cuerpo, incluso si estás muy ocupado.

Has tiempo para las personas que te importan.

La Navidad 

“La Navidad suele ser una fiesta ruidosa: nos vendria bien un poco de silencio , para oir la voz del Amor.”

Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo cada día y dejar entrar a Dios en tu alma. El pino de Navidad eres tú, cuando resistes vigoroso a los vientos y dificultades de la vida. 

Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes son colores que adornan tu vida. La campana de Navidad eres tú, cuando llamas, congregas y buscas unir. Eres también luz de Navidad, cuando iluminas con tu vida el camino de los demás con la bondad, la paciencia, alegría y la generosidad.

 Los ángeles de Navidad eres tú, cuando cantas al mundo un mensaje de paz, de justicia y de amor. La estrella de Navidad eres tú, cuando conduces a alguien al encuentro con el Señor. Eres también los reyes Magos, cuando das lo mejor que tienes sin importar a quien. La música de Navidad eres tú cuando conquistas la armonía dentro de ti. 

El regalo de Navidad eres tú, cuando eres de verdad amigo y hermano de todo ser humano. La tarjeta de Navidad eres tú, cuando la bondad está escrita en tus manos. La felicitación de Navidad eres tú, cuando perdonas y reestableces la paz, aun cuando sufras. 

La cena de Navidad eres tú, cuando sacias de pan y de esperanza al pobre que está a tu lado. Tú eres, sí, la noche de Navidad, cuando humilde y consciente, recibes en el silencio de la noche al Salvador del mundo sin ruidos ni grandes celebraciones; tú eres sonrisa de confianza y de ternura, en la paz interior de una Navidad perenne que establece el Reino dentro de ti. Una muy Feliz Navidad para todos los que se parecen a la Navidad.

Papa Francisco

Recuerdos 

Hermosa Reflexion 
No sé si de niño te pedí mucho o te pedí poco. Tampoco sé si creía en algo más. No sé qué tanta ilusión tenía, ni sé qué esperaba de la vida y de las personas, porque nunca me lo cuestionaba, creo que la vida de un niño es así.

 Recuerdo no haber necesitado mucho para que la vida me pareciera increíblemente mágica. 

No recuerdo cuándo dejé de hacer cartas o cuándo dejé de colocar una bota en el árbol para que apareciera llena. Solo sé que el recuerdo de todo eso, me endulza la vida.

Si algo recuerdo es que era una época en la que los sueños se cumplían y que la gente podía tener momentos felices. 

En fin, ahora de adulto, solo quiero decirte que no se me olvidó escribirte, sino que ahora esa carta es diferente. Hoy no te pediría nada que se pueda comprar con dinero.  

Hoy quisiera volver a creer como cuando era niño, en las personas, en los milagros y en que el mundo puede ser mejor. 

Hoy quisiera que la Navidad realmente fuera el nacimiento de algo nuevo dentro de mí, que sea la oportunidad para comenzar de nuevo, para reflexionar en la manera de ser mejor. Solo eso quisiera pedirte y si además de eso, ves mi bota vacía, llénala de bendiciones y haz que está Navidad sea diferente y realmente mágica… Les deseo a todos una muy feliz Navidad…

INICIATIVA PEDAGÓGICA “APRENDO A CONTROLARME PARTICIPANDO Y CUIDANDO A LOS DEMÁS.” JARDÍN DE NIÑOS JUAN AMOS COMENIO

ip-juan-amos-2

El grupo de 1ro. “A” del Jardín  de Niños Juan Amos Comenio, implemento la presente iniciativa pedagógica con el propósito de lograr que los alumnos aprendan a controlar sus conductas impulsivas que afectan a los demás, así evitar agreda  a sus compañeros y aprendan a convivir en sociedad.

ip-aprendo-a-controlarme-participando-y-cuidando-a-los-demas-j-n-juan-amos-comenio

REFLEXION DE UN PADRE 

Mi papa tenía muchos problemas.
Había estado ganando peso y perdiendo pelo. No dormía, se mordía las uñas y los dientes le rechinaban. Era irritable, gruñon y amargado. Siempre estaba enfermo, hasta que un día, de pronto, el cambió.

La situación estaba igual, pero el era distinto.

Cierto día, mi mama le dijo:

– Amor, llevo tres meses buscando empleo y no he encontrado nada, voy a salir con unas amigas.

 Mi papa le contestó:

– Está bien.

 Mi hermano le dijo:

– Papa, voy mal en todas las materias de la Universidad…

 Mi papa le contestó:

– Está bien, ya te recuperarás, y si no lo haces, pues repites el semestre, pero tú pagas la matrícula.

Mi hermana le dijo:

– Papa, choqué el carro. Mi papa le contestó:

– Está bien hija, llévalo al taller, busca cómo pagar y mientras lo arreglan, movilízate en autobús o en el taxi.

 Su nuera le dijo:

– Suegro, vengo a pasar unos meses con ustedes.

Mi papa le contestó:

– Está bien, acomódate en el sillón de la sala y busca unas cobijas en el clóset.

 

Todos en casa de mi papa nos reunimos preocupados al ver estas reacciones.

Sospechábamos que hubiese ido al médico y que le recetara unas pastillas de *”me importa un comino de 1000 mg”*

Seguramente también estaría ingiriendo una sobredosis.
Propusimos entonces hacerle una *”intervención”* a mi papa para alejarlo de cualquier posible adicción que tuviera hacia algún medicamento *anti-berrinches* 
 Pero cuál no fue la sorpresa, cuando todos nos reunimos en torno a el nos explicó:

 *”Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que cada quien es responsable de su vida, me tomó años descubrir que mi angustia, mi mortificación, mi depresión, mi coraje, mi insomnio, mi estrés y mis oraciones, no resolvían sus problemas sino que agravaban los míos.*

Yo, no soy responsable de las acciones de los demás, pero sí soy responsable de las reacciones que yo exprese ante eso.
Por lo tanto, llegué a la conclusión de que mi deber para conmigo mismo, es mantener la calma y dejar que cada quien resuelva lo que le corresponde. 
 He tomado cursos de yoga, de meditación, de milagros, de desarrollo humano, de higiene mental, de vibración y de programación neurolingüística, y en todos ellos, encontré un común denominador: finalmente todos conducen al mismo punto.

Y, es que yo sólo puedo tener injerencia sobre mí mismo, ustedes tienen todos los recursos necesarios para resolver sus propias vidas.

Yo sólo podré darles mi consejo si acaso me lo piden y, de ustedes depende seguirlo o no. 

*Así que, de hoy en adelante, yo dejo de ser: el receptáculo de sus responsabilidades, el costal de sus culpas, el lavandero de sus remordimientos, el abogado de sus faltas, el muro de sus lamentos, la depositaria de sus deberes, quien resuelve sus problemas ó su llanta de repuesto para cumplir sus responsabilidades.*

*A partir de ahora, los declaro a todos adultos independientes y autosuficientes.*

 Todos en casa de mi papa se quedaron mudos.

Desde ese día la familia comenzó a funcionar mejor, porque todos en la casa saben exactamente lo que les corresponde hacer.

Autor:
*¡¡¡UN HOMBRE FELIZ!!!*

Iniciativa Pedagógica: La tiendita, Jardín de Niños “Niños Héroes”

ip JN Niños Heroes.jpg

El Jardín de Niños “Niños Héroes”implemento la iniciativa pedagógica: La tiendita, con el propósito de lograr que los alumnos empleen las monedas de diverso valor en un contexto real yse organicen para realizar juegos de compra y venta.

 

jn-ninos-heroes-iniciativa-pedagogica-la-tiendita

Iniciativa Pedagógica: Juguemos con los números, Jardín de Niños Manuel López Cotilla

ip-manuel-lopez-cotilla

 

El Jardín de Niños “Manuel López Cotilla” efectuó la iniciativa pedagógica: Juguemos con los números, con el fin de que los alumnos utilicen el número en situaciones de juego, resuelvan problemas y pongan en práctica los principios del conteo.

iniciativa-pedagogica-juguemos-con-los-numeros-j-n-manuel-lopez-cotilla

UNA GRAN LECCION 

UN LEONCILLO de poco tiempo de existencia caminaba erguido. Su mirada era soberbia, sus pasos muy marcados; y en su voz, entremezclaba sonidos de tos para mostrar su valor, porque se veía mucho mayor de lo que era en la realidad.
 De pronto, un rey león que le observaba le dijo: Se puede saber el porqué de tu estilo en el hablar y en el movimiento?

 Y el leoncillo le contestó:

– Porque sé que soy un león como hay pocos en mi alrededor.

 Y volvió a preguntarle el rey:

– ¿Te has mirado al espejo? ¿Has visto quién eres de verdad? ¿Eres como te estás viendo, o es que te ves como no eres? … ¿Te has fijado en tu entorno, en los que están contigo?

 – ¡Kjim kjim! – se exclamó el leoncillo — ¡Claro que sí! …

 Y por último, el rey quiso advertirle:

-¿Me has visto bien? ¿Te has preguntado quien soy yo?

 Pero no sirvió de nada, seguía con la suya. Parecía no ver la cantidad de leones de gran tamaño que tenía junto a él, ni asumir que, precisamente, él era uno de los más pequeños, de los últimos nacidos en la manada.

El rey se hizo cargo de la poca sabiduría del cachorro, de su corta edad, su falta de observación, su vivir fuera de la realidad. Comprendió que era inútil insistir, que el tiempo ya se encargaría de enseñarle lo que él, ahora, no llegaba a inculcarle con palabras. Sólo el tiempo, el fracaso y la necesidad, le convertirían en un león adulto y razonable.

Moraleja:

1 – Al querer enseñar a tantos inexpertos como hay en este mundo, tenemos que comprender que no se puede hacer en un momento: hay que saber esperar.

2 – Muchos se miran tanto a sí mismos, que se olvidan que hay otros en su derredor. Están tan embebidos en su propia imagen, que no llegan a verse tal cómo son, ni a aprender lo esencial.

3 – Cuando más grandes nos vemos, es, a veces y sin darnos cuenta, cuando más inferiores nos volvemos con nuestra conducta.